18°C

face icon tw icon

En Noruega se acabó la radio FM

Valora este artículo
(1 Voto)

Fin de una era y comienzo de otra

El 11 de Enero de este año, Noruega comenzó el apagón analógico de sus radioemisoras de FM y será el primer país del mundo en finalizar con esta modalidad de trasmisión, para adoptar una norma totalmente digital. 

La radiodifusión comenzó sus emisiones en 1920, con la tecnología de modulación de amplitud (AM), en los Estados Unidos. Posteriormente, en 1945, se incorporó la tecnología de modulación en frecuencia (FM), lo que supuso un cambio de calidad muy importante. Sin embargo, ambos sistemas han convivido durante casi un siglo, debido a que las ventajas de calidad sonora de la FM contrasta con la mucho mayor cobertura geográfica que puede alcanzar una emisora de AM. 

En países de gran extensión territorial y con poblaciones ubicadas en lugares remotos, la radio de AM sigue siendo un vehículo natural para proveer contenidos sonoros. En el caso de Noruega, la proliferación de montañas y fiordos genera complicaciones para la propagación radioeléctrica y las emisoras de FM tienen dificultades adicionales para cubrir esas zonas. 

Por esa razón, en 1995 se comenzaron las primeras pruebas de trasmisión con un sistema digital basado en una estructura de celdas muy similar a las redes de telefonía celular, pero diseñado exclusivamente para la radiodifusión. Este sistema, conocido como DAB, por su sigla en inglés para Radiodifusión Digital de Audio, fue ganando adeptos a lo largo de los años y hoy, según fuentes oficiales noruegas, el 74 % de los usuarios escuchan sus emisiones favoritas a través de receptores DAB. 

El principal rechazo al cambio se está presentando entre los automovilistas, ya que solo un 33% de los vehículos actuales poseen un receptor digital. Esto supone que unos dos millones de automóviles deberían ser equipados con un nuevo receptor, lo cual implica una erogación del orden de 100 a 200 dólares. Las ventajas de la radio digital DAB son una mejor calidad sonora, mayor cantidad de emisoras disponibles, cobertura extensa en todo el territorio y posibilidades adicionales de teletexto o Podcasts, que enriquecen la comunicación tradicional de la radio. 

Por otro lado, la tecnología DAB está basada en la construcción de una red de nodos de emisión digitales interconectados, que funcionan como una red de datos celular, pero con el destino específico del transporte y distribución de los contenidos de radio. Ello implica que exista una entidad pública o privada que la administre y gestione y, además, que todos los radiodifusores estén conectados a la misma. Esto contrasta con la situación tradicional, donde cada emisora es permisionaria de su frecuencia y su trasmisor, lo que la hace totalmente independiente de sus competidoras. En el caso del DAB, todas las emisoras deben ponerse de acuerdo entre sí y constituir una organización única que maneje la red de distribución. 

De momento, la experiencia noruega está siendo observada con atención por otros países europeos, que comparten similares características topográficas y verían con buenos ojos una transición similar. ¿Será esto el comienzo del fin para la era de la radio analógica?. Quizás, pero las tecnologías de radio digital tienen un gran competidor en Internet.

La radio On Line se sigue universalizando, no depende de una red privada específica y no requiere un receptor especial. De hecho, cualquier usuario de un Smartphone puede, hoy en día, escuchar una emisora de cualquier lugar del planeta. 

La limitante actual es que las redes móviles de datos no tienen la capacidad de transporte necesaria para distribuir el contenido on line a todos los oyentes posibles, si estos se quisiesen conectar simultáneamente. De todos modos, es predecible que una tecnología que ya está a punto de cumplir un siglo, como es el caso de la radio AM y FM, será inevitablemente sustituída por los medios digitales. 

La incógnita es cuándo y cómo.

 

Por José Vargues

 

 

Deportes en el Recuerdo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

logo-ud-pie

 

 

logoweb-ud