7°C

face icon tw icon

Cambios en la integración de la Suprema Corte

Valora este artículo
(0 votos)

Ricardo Pérez Manrique culminó su período como ministro de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Ahora los partidos políticos deberán negociar para completar la conformación del máximo órgano del Poder Judicial.

El tema debe resolverse a nivel de la Cámara de Senadores. Los legisladores tienen un plazo de 90 días para decidir el sucesor de Pérez Manrique. La Constitución establece que la votación en Asamblea General sea por dos tercios del total de miembros (de los 130), o sea que el oficialismo precisa negociar porque le faltan 22 votos para llegar a esa mayoría.

Si no hay acuerdo político luego de ese plazo ingresará el miembro de los Tribunales de Apelaciones con mayor antigüedad. De ser así ingresará Selva Anabel Klett Fernández.

Klett ya ha estado en consideración en anteriores discusiones y en la oposición está bien conceptuada por su alta calidad técnica.
Sin embargo, el partido de gobierno pretende alcanzar un acuerdo político ya que tiene otros nombres para proponer.

En primer término, se trata de María Rosina Rossi Albert, quien ya fue rechazada por los blancos en la pasada negociación de febrero de este año cuando ingresó Eduardo Turell Araquistain a la SCJ.

Los otros dos nombres que el Frente Amplio propondrá a la oposición serán Bernadette Minvielle Sánchez; quien está segunda en el orden de antigüedad y la jueza Graciela Gatti, que actualmente actúa como ministra del tribunal de Apelaciones de la Dirección de Gestión de Proyectos del Poder Judicial.

 

 

Deportes en el Recuerdo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

logo-ud-pie

 

 

logoweb-ud